ArtículosGuía del comprador

¿Qué tanta automatización buscas en tu máquina de espresso?

Casi todas las máquinas de espresso tienen cierto nivel de automatización y los nombres de cada una de ellas te puede dar una idea básica de lo que hacen por sí mismas. El saber qué tanta automatización se desea en la máquina de espresso antes de comprar puede reducir el tiempo de selección.

A continuación explico los diferentes niveles de automatización y precio aproximado de cada una de ellas.

Semiautomática

Siempre una buena opción intermedia entre costo-beneficio, pues aunque no es el «auto formula 1» en maquinas de espresso, sí disminuye la cantidad de esfuerzo requerida para obtener tu shot de felicidad en la mañana. Las máquinas de cafe espresso  semiautomáticas hacen parte del trabajo por ti, pero no todo. Uno debe determinar cuánta agua y cuanta cantidad de café molido en el porta filtro utilizar según de qué tan fuerte se quiere el cafe espresso.

Ahora aquí hay una pregunta importante para ti: ¿sabes lo que es un portafiltro? ¿No? Esta bien. Cada tipo de maquinaria debe incluir un término técnico para que los que conocen la definición se sientan superiores. Así es como puedes distinguir a los verdaderos expertos de la persona promedio, y me aseguraré de que seas reconocido como un verdadero aficionado.

¿Conoces esa taza con el mango que se engancha en la parte superior de la máquina? Ese es el portafiltro. Tú lo llenas con los granos que mueles, y luego los presionas con un pisón. Eso se llama «apisonarlo».

Luego, la máquina de espresso calienta el agua y crea el vapor, que luego es empujado a través del cafe molido y crea el espresso que te encanta.
La máquina todavía hace mucho por usted, ya que calienta el agua y le permite determinar cuándo el espresso alcanza su consistencia perfecta. Las máquinas semiautomáticas no son tan caras como las que se encuentran en el siguiente nivel, pero aún pueden costar una cantidad justa. Una máquina de nivel de consumidor con revisiones aceptables generalmente cuesta entre $2,500 y $5,000 pesos mexicanos.

Automática

No hay mucha diferencia entre las máquinas de café espresso semiautomáticas y automáticas, que pueden hacer que las cosas sean un poco confusas si no está seguro de lo que está buscando. Las máquinas automáticas tienen más características, por lo

que cuestan un poco más. Sin embargo, la mayor distinción entre los dos tipos de máquinas es que las máquinas automáticas medirán el agua y se apagarán por sí mismas. Eso significa que no tienes que adivinar si el espresso está listo o si aún necesita más agua. La máquina lo sabe y lo hace por ti.

Pienso que para las personas distraídas o personas que les gusta hacer varias cosas a la vez, les viene mejor una máquina automática pues saben que en el momento en que presionan el botón de hacer café espresso, la máquina dispensará la cantidad específica y a la temperatura necesaria para crear un excelente expresso, mientras estás están haciendo otra cosa en el mismo momento.

Una máquina automática con moledor de granos puede rondar entre $10,000 y $20,000 pesos mexicanos.

Super-automática

Hace un par de años no pensé que una máquina de espresso, o cualquier máquina, pudiera ser más automática que una automática, pero aparentemente la tecnología me ha demostrado lo contrario.

Si tienes dinero para gastar en una máquina de espresso lo más cercana posible a la perfección, una máquina súper automática esta la mejor inversión. No solo no tienes que medir el agua, tampoco tienes que moler los granos, medirlos o, en algunos casos, espumar la leche.

Estas máquinas literalmente hacen todo excepto verter el café y la leche juntas, y algunas incluso lo harán. Puedes esperar gastar entre $20,000  y $70,000 pesos mexicanos. Es un gasto fuerte pero el espresso, capuchino o café latte que obtendrás será bastante bueno.

Cápsulas

Hay un jugador más en el juego de automatización, y podría lanzar un poco de una llave inglesa en sus planes. Mientras que las máquinas super-automáticas son las más costosas, las máquinas de cápsulas son técnicamente súper automatizadas, pero cuestan menos y requieren menos molienda de café. De hecho, no requieren ninguna molienda en lo absoluto.
Las máquinas de café expreso de cápsula son máquinas de una sola taza que usan «cápsulas» de café previamente medidas que coloca en la parte superior de la máquina, y se preparan en un abrir y cerrar de ojos. Hacen todo el trabajo, y algunos incluso hacen espuma de leche automáticamente.

Una cosa importante que tienen para ellos es que generalmente cuestan entre $1,000 y $ 6,000 pesos mexicanos. Lo cual es mucho menos costoso que una máquina súper automática, pero debe conformarse con cápsulas previamente medidas. Esto puede ser un gran beneficio para el aficionado no tan experimentado, pero si tiene más experiencia es posible que no pueda obtener ese espresso exquisito de sus sueños.

Un pro que tienen estas máquinas es que su limpieza es prácticamente nula, pues lo único que hay que hacer es tirar a la basura las cápsulas utilizadas y dar una enjuagada rápida con café al depósito y listo. Adicional que esto solo le debe hacer una vez que ha utilizado varias cápsulas.

Concluyendo

Ahora que conoces las diferencias entre los niveles de automatización disponibles para las máquinas de espresso, espero tengas una mejor idea de cuanto debes gastar para obtener las característica deseadas y consigas la cafetera que te haga despertar feliz cada mañana al tomar ese café espresso que todos somos adictos.

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta


CAPTCHA Image
Reload Image
Adictos al Café