Artículos

Breve Historia del Café

El origen del café se remonta al siglo XIII en el norte de Africa, aunque algunos estudiosos le atribuyen el siglo IX. Se tiene la creencia que desde la antigua Abisinia, hoy Etiopía, un pastor de cabras observó que éstas al comer unos frutos pequeños de color rojo, como bayas, dados por un arbusto de no más de 2mts de altura, las cabras actuaban frenéticamente dando saltos inusuales, mientras entendía por qué actuaban así cortó de aquellas frutillas y las llevó con su Amo que también quedó sorprendido por la reacción energizante de los granos al masticarlos. Su difusión fue inmediata entre los vecinos de aquel lugar y propagándose por toda la región. El efecto de éstas bayas rojas pasó a Egipto y después a Yemen, que formaba parte de Arabia.

Fue allí en Arabia, donde los granos de café fueron tostados y molidos por primera vez en forma similar a como son preparados en la actualidad. Para el siglo XVI, su consumo se había expandido por el resto de Medio Oriente. No fue nada fácil su aceptación, socialmente hablando, como bebida energizante los efectos del café eran tales que fue prohibido, durante un tiempo en el Mundo Musulmán.


Al llegar a Europa alrededor del año 1600, gracias a los mercaderes venecianos, se aconsejó al Papa Clemente VIII prohibir el uso del café, pues representaba una amenaza por su alto contenido estimulante. Algunos curas católicos lo llamaron “una amarga invención de satanás”; sin embargo el Papa Clemente probó la bebida tan discutida quedando cautivado por su aroma y sabor.

Para resolver el problema religioso, bautizó simbólicamente aquel brebaje, haciéndolo así aceptable para el gremio católico.
Rápidamente el café de expandió por toda Europa, abriéndose paso con cafeterías en varias ciudades importantes y compitiendo con el Té de hierbas aromáticas.

Así fue que el café llegó a norteamérica cruzando el Atlántico donde la bebida encontró popularidad. En Boston obtuvo el rango de “bebida nacional” cuando al Té los ingleses habían grabado con más impuestos por su importación. También fueron los ingleses los que comenzaron el cultivo del café, en mayor escala en sus colonias de Asia meridional, particularmente Ceilán. Pero fueron los holandeses los que llevaron las plantas del café a sus dominios en la zona del Caribe y las Guayanas de donde pasó al Brasil. Misioneros capuchinos lo llevaron a Venezuela, mientras que a Colombia llegó desde las Antillas francesas.

Son muchas las historias y leyendas sobre ésta aromática y energizante bebida, pero pocos conocen todas las vicisitudes que pasó la planta del Café para llegar a ser la bebida más consumida a nivel mundial después del agua.

El Café se ha convertido en el producto más comercializado del planeta, después del petróleo y nosotros tenemos bien claro qué bebida preferimos tomar por la mañana al grado que mucha gente dice no poder vivir sin ésta bebida maravillosa.

Salud.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta


CAPTCHA Image
Reload Image
Adictos al Café